©Paul Priestman/Difusión

Por Jimena Repetto.

De todos los medios de transporte, el tren conserva una mística propia. Pero pese a ese aire retro de maquinistas y locomotoras a vapor, que tanto añoran quienes coleccionan su réplicas en miniatura, hoy los trenes se perfilan como una forma de comunicación veloz, ecológica y segura.

Sus representantes de última generación llegaron para demostrar que existe un nuevo modo de unir desde pueblos hasta continentes con comodidad y eficacia. Aquí, maquinarias increíbles que llegaron para rockearla en el mundo de los transportes y otras que todavía esperan, con aires futurísticos y tecnología de punta, por venir.

THSR 700T

Los trenes de última generación deben ser construidos con parámetros y materiales de alta calidad. Los raíles necesitan ser considerablemente más fuertes que en los trenes comunes. y, en general, se utilizan carriles largos, de soldadura continua. Fueron japoneses los pioneros en el desarrollo de estos trenes y, entre sus maravillas, se encuentra el THSR.

Más conocido como el Tren bala de Taiwán, el THSR 700T comenzó a funcionar en el 2007 y hoy tiene capacidad para transportar 1000 pasajeros. Une en su recorrido la ciudad de Taipei, en el noreste de la isla de Taiwán, con Kaohsiung, en el suroeste. A lo largo de 345 km, la línea corre en viaductos a través de la mayor parte de su longitud.

Sacándole una cabeza al famoso Eurostar que une París y Londres, la velocidad máxima que alcanza el Flash Gordon de rieles japoneses es de 335.50 km/h.

El THSR pertenece a la Shinkansen (literalmente, Nueva línea troncal), la red ferroviaria de alta velocidad de Japón. Manejada por la compañía Japan Railways, la red se ha ido expandiendo para conectar la mayor parte de las ciudades de las islas de Honshū y Kyūshū.

Tren bala de Taiwán
©Alec/Creative Commons

El ‘Concorde de las vías’

Pero esto no es nada, hoy en día ya se encuentran en cola el diseño de nuevos trenes innovadores y ultramodernos que prometen hacer de los que conocemos hoy viejas tortugas sobre rieles.

Según el periódico Daily Mail, de Reino Unido, en menos de diez años conoceremos al ‘Concorde de las vías’.

Este tren, un diseño conceptual del diseñador Paul Priestman, tiene 400 metros de largo y una trompa extendida, de vital importancia para viajar a sus proyectados 362 kilómetros por hora. Su diseño interior promete revolucionar los viajes domésticos.


©Paul Priestman/Difusión

Si bien se trata de una propuesta sin plan de concreción, las autoridades de transporte de Gran Bretaña anunciaron que el país no está planificando quedarse atrás en materia de trenes de alta velocidad, con lo cual el Mercurio podría dejar de ser un sueño antes de lo pensado.


©Paul Priestman/Difusión

La construcción de estos trenes y circuitos tiene un alto costo que varía según el relieve de las zonas a atravesar, los túneles y viaductos a construir, el tipo de línea –si es de carga, de pasajeros o mixta- y su inserción en el paisaje, con el correspondiente cumplimiento a las leyes locales de medio ambiente.

Por supuesto, que los trenes de alta velocidad requieren una considerable cantidad de tareas de mantenimiento. Para dar lugar a que no haya accidentes, durante la noche se cierran para su revisión mecánica y puesta a punto.

China, España, Japón, Francia, Alemania e Italia ya tienen varios miles de kilómetros unidos por vías de última generación. Ahora, el último grito de la moda en materia ferroviaria, podemos decirte que está en China.

CRH380A

El CRH380A (China Railway High Speed) es chino y alcanza velocidades de hasta 486,1 km/h. Sí, has leído bien, 486,1 km/h, tanto como un pequeño avión planeando a baja velocidad.

Lo más impactante es el desarrollo de ingeniería que supone tener a semejante tren en las vías. Para poder manejar esta maquinaria los técnicos chinos han gestado una tecnología propia y novedosa. Entre los grandes desafíos en el desarrollo de este tren están el tener medidas de seguridad para que el conductor pueda visualizar las señales a alta velocidad, un sistema novedoso para evitar el traqueteo y un cristal blindado en la cabina que soporta los impactos de los pájaros.

China Railway High Speed
©Khalidshou/Wikimedia Commons

Ahora que ya sabes un poco más de estos colosos de las vías, puedes elegir un ticket, acomodarte en tu asiento y sentir que estás haciendo un viaje al futuro en un solo paso. O bien comentarnos cómo te imaginás los trenes en el futuro y, si pudieras, qué ciudades conectarías.